domingo, 15 de diciembre de 2013

Cinta trenzada de trapillo DIY



Aunque parezca mentira, todavía no he conseguido hacer grandes cosas con trapillo: cada vez que comienzo un proyecto, tengo que deshacerlo por no haber elegido las agujas o el punto correcto. Hoy os traigo un proyecto fácil y rápido con este material: una cinta trenzada para el pelo.

Lo primero es valorar el grosor que queremos para la cinta. Yo he utilizado cabos dobles, es decir, 6 trozos de trapillo de 60 centímetros de largo. Una vez los tenemos, anudamos uno de los extremos y comenzamos a hacer la trenza, revisando que cada cruce de cabos tenga la misma tensión y el mismo ancho que el cruce anterior.


Cuando estemos a pocos centímetros del final, sujetamos los seis cabos con un imperdible, desanudamos el extremo contrario y fijamos también ese lado con otro imperdible (para que no se deshaga la trenza mientras cosemos). Como cierre de nuestra diadema, cortamos unos 10 centímetros más de trapillo que nos servirán de cierre; fijamos los seis cabos de uno de los extremos y lo cosemos perpendicularmente al trozo del cierre, cortamos el trapillo sobrante y hacemos lo mismo con el otro extremo de la trenza. Para finalizar, enrollamos el cierre sobre la costura y rematamos.




¿Qué os ha parecido? ¿Qué proyectos de trapillo os gustaría hacer?







Blogging tips